“El móvil ha muerto”. Esta es mi declaración ante la realidad existente, y te aseguro que es una opinión definitiva.

La realidad de que los usuarios realizan todo el proceso de compra en un único dispositivo es una afirmación que es tan antigua como errónea a día de hoy. Y en tanto esto ha cambiado en la realidad de consumo, los modelos de venta que las empresas llevamos a cabo debe cambiar también. Hasta ahora el dispositivo en el que un usuario entraba o por el realizaba la compra era la única realidad existente y válida para los especialistas en marketing. A día de hoy, los dispositivos han dejado de ser el fin de nuestras acciones, para convertirse únicamente en el medio que muta para alcanzar el fin de la compra por parte de los usuarios.

Si aún sigues pensando que el canal es lo que realmente importa, te invito a reflexionar sobre si crees que las personas utilizan el móvil en detrimento del PC por resultar “más modernos”, o a la inversa; hay personas que únicamente compran por destkop por el hecho de no dar la razón a esos estudios que muestran el alto crecimiento del móvil a la hora de realizar una compra. Yo me he planteado esa misma pregunta y te aseguro que la conclusión a la que he llegado es que las personas al final utilizamos el dispositivo en el que más cómodo nos resulta tanto consultar un producto o servicio, como comprar algo en ese preciso momento.

Esto es lo que está llevando a las empresas a tener que tomar modelos de analítica mucho más fluidos y que pueden seguir la pista de un usuario en su constante cambio de dispositivos a lo largo del proceso de compra. No hacerlo implicaría para las empresas el llegar a no tener en cuenta, de media, a ese 44% de las operaciones digitales que se llevan a cabo a través de dos o más dispositivos. De ahí la importancia de poder medir todo para después tomar las decisiones correctas.

Y por si a alguien se le ha ocurrido pensar en que todos esos datos varían dependiendo del vertical al que pertenezca la empresa, sí quiero señalar que en todos los sectores de venta retail el porcentaje mínimo que se da de procesos de compra multidispositivo en un vertical es de al menos el 23%, en cuyo caso ya implica prácticamente una de cada cuatro ventas que realiza. Todo esto nos lleva a tener que plantear una experiencia de venta personalizada y bien enfocada en todos los canales, tomando por básico el contar con una línea única y bien planteada en cada uno de ellos.

Como podemos ver esto hace que para las empresas ya no exista el canal móvil o el canal destkop, sino que todo consista únicamente en poner un foco total en los usuarios.

Si os interesa este tema, os invito a que os descarguéis este informe sobre Cross-device de Verto Analytics.

¿Te ha inspirado este post pero no sabes por dónde empezar ni cómo crear una app? Por aquí te podemos echar una buena mano:

¿Dudas? Tienes 15 días de prueba gratis para crear una app para tu negocio.

@Upplication

publicado: 19 septiembre, 2017 actualizado: 19 septiembre, 2017