Llega el 2017, y con él los innumerables artículos y post sobre las nuevas tendencias y expectativas para el año entrante, aparece la realidad virtual, el smart data y muchas otras novedades tecnológicas a implementar en las empresas.

Según el Estudio publicado por el Movimiento Impulsando pymes, “los pequeños y medianos negocios españoles invertirán entre 3.000 y 20.000€ el próximo año para iniciar o continuar con su transformación digital.”

Desde Upplication tenemos un punto de vista algo diferente, y siempre buscamos la utilidad y la practicidad y por esa razón no vengo a hablaros en este post de una nueva tecnología que debéis implementar durante 2017, más bien de todo lo contrario. La implementación de las herramientas y tecnologías que muchos están vislumbrando como la clave para este nuevo año, no tienen ningún tipo de sentido ni rentabilidad real para nuestras empresas, si antes no hemos hecho una adaptación correcta de las herramientas anunciadas otros años como pueden ser el ecommerce, ofrecer servicios o productos a través del móvil de nuestros clientes, o el pago móvil, entre otras.

Por eso, y en base a lo que hemos estado viendo en este año que termina en numerosas pymes, 2017 debe focalizarse no en seguir transformándose, sino en adaptarnos y explotar todo el potencial del contexto que ya tenemos en nuestros negocios. Para ello vamos a ver un sencillo y práctico proceso:

  • Lo primero es localizar en qué procesos de nuestra empresa (captación de clientes, contratación, fidelización, etc.) hemos integrado algún cambio estos dos o tres últimos años; puede ser desde crear una app móvil de nuestro negocio, hasta la implementación de solicitar nuestros servicios/productos mediante la página web. Tener claro a qué a procesos o áreas de nuestra empresa han afectado estos cambios, nos dará una clara idea de dónde deberemos hacer foco, y en caso de tener encargados de dichos procesos con quién deberemos hablar a la hora de ver posibilidades de mejora.

Por ejemplo, una app móvil para vender los productos de nuestro comercio, modificará la manera de vender, pero también va a implicar un cambio en nuestra manera de gestionar los pedidos que hagamos a los proveedores y la forma de gestionarlos.

  • A continuación analizaremos si este proceso sigue resultando tan natural como antes para las personas que lo realizan, pueden ser desde clientes hasta los propios empleados en los casos en que el cambio influyese en la gestión interna.

Debemos tener claro que la implementación de cualquier tecnología o herramienta, debe ser siempre para mejorar, acortar o facilitar la oferta o venta de nuestros servicios y productos, en ningún momento debe suponer un empeoramiento. Si tomamos el ejemplo que tenemos de la app de venta, para nuestros clientes nunca puede suponer un engorro el tener que elegir comprar en nuestra tienda o bien hacerlo en la app, o el que le resulte más sencillo acudir a la tienda física que tener que llevar a cabo un pedido mediante la app. Tener una aplicación debe suponer una opción para nuestros clientes para adquirir más fácil y rápidamente nuestros productos, en lugar de acudir acudir hasta nuestro comercio o bien, obtener algo exclusivo o determinadas ventajas.

  • Por último, y junto a la persona encargada de realizar aquellas tareas que se vean afectadas por las modificaciones, deberemos ver cuáles serían las mejoras posibles en su aplicación y planificar conjuntamente la forma y el momento en que se hará. No sirve de nada que como dueño de una empresa, impongamos algo que hemos decidido nosotros de forma aislada, sin tener en cuenta a las personas afectadas, ya que son éstas quién tendrán la visión real de cómo deberían adaptarse, a partir de este momento, dichas herramientas, y quién tendrá que llevarla a cabo.

Este simple proceso, puede resultar desde algo muy rápido de hacer, como algo que se prolongue varias semanas de trabajo, dependiendo de los recursos, como tiempo y personas, que podamos dedicarle, además del estado de adaptación con el que contemos hoy en día. Lo que está claro, es que sin esta correcta adaptación de herramientas, actualmente activas en nuestro negocio, no servirá de nada continuar implementando cambios y nuevas herramientas en nuestro negocio.

@Upplication

publicado: 15 diciembre, 2016 actualizado: 15 diciembre, 2016