Cuentas con un app móvil y has empezado a interesante por todo lo relacionado con el marketing móvil. Lees blogs, acudes a eventos y ponencias, etc., pero sigues sin tener muy claro algo de lo que todos te hablan, una palabreja endiablada que es más sencilla escribir que entender. Eso sólo puede ser una única cosa: ASO.

ASO o App Store Optimization es algo que ya hemos hablado antes en este blog, pero para todos aquellos que os acabáis de incorporar (lo siento, tenía que hacerlo, soy muy fan de la radio) me refiero al conjunto de acciones que hay que llevar a cabo para poder permitir que tu app le aparezca a los usuarios en los primeros resultados de sus búsquedas en Google Play y App Store de Apple.

Para entender realmente el funcionamiento que tiene, y así poder trabajarlo de la manera correcta, debemos saber que dentro del ASO se diferencian 2 áreas, estas son las variables On-Metadata y las variables Off-Metadata, que consisten en lo siguiente:

  • On-Metadata: Son aquellos elementos de nuestra app que dependen de nosotros y pueden ser modificados por nosotros mismos, como el icono, la descripción en el store de apps, la categoría en que se muestra, las capturas de pantalla internas de la app que muestra, etc.
  • Off-Metadata: Todos aquellas partes de la app, las cuales no podemos controlar y que tienen lugar en el momento en que la app es publicada y entra en contacto con los usuarios, como la valoración dentro de la ficha de la app en Google Play o App Store de Apple, sus comentarios, la cantidad de descargas que tenga, etc.

Esta es sin duda la base de la que debemos partir si pretendemos conocer el mundo del posicionamiento de apps. A partir de aquí, toca arremangarse y meterse de lleno en cada uno de los diferentes apartados que conforman las áreas que acabamos de mencionar.

Variables ON:

  • Título de la app: En las apps móviles que creamos, al igual que en la mayoría de cosas, el nombre que le otorgamos cuenta con una gran importancia, pues será la forma en que todo el mundo se referirá a ella. Esto ya nos hace vislumbrar por dónde pueden ir los tiros; será importante que nuestro nombre contenga el de nuestra empresa en aquellos casos en que se trate de una app corporativa. En aquellos otros en que no tenga nada que ver con una empresa, es importante que nuestro nombre describa la actividad o servicio que nuestra app ofrezca, en una o dos palabras.

Podremos también implementar en él palabras clave que las personas utilicen al realizar búsquedas relacionadas con nosotros, para potenciar el alcance de nuestro título.

  • Descripción de la app: El texto explicativo con el que cada app cuenta en su ficha de los stores de Google Play y App Store de Apple. En él se debe utilizar palabras clave a lo largo del texto, en el cual informamos de las funcionalidades y utilidades de nuestra app.
  • Categoría de la app: Tiende a ser una decisión tomada excesivamente a la ligera, pero en realidad su correcta elección puede servirnos como uno de los grandes potenciadores de visibilidad para nuestra aplicación móvil. Ya que es uno de los principales filtros que los usuarios utilizan a la hora de buscar apps.

Otro punto interesante de este elemento de ASO, es la posibilidad de funcionar como “efecto multiplicador” en nuestras campañas de publicidad online. Si tenemos pensado llevar a cabo campañas de en Google AdWords en el futuro, de cara a promocionarla, es interesante saber que la categoría a la que nuestra aplicación pertenezca puede incrementar exponencialmente los resultados que nuestra inversión consiga, llegando a poder multiplicar el impacto de nuestras campañas de publicidad.

  • Historial del desarrollador: En el caso de contratar el desarrollo de tu app a otra empresa, la elección de éste puede influir también a la hora de posicionar tu app en Google Play y App Store de Apple, ya que el éxito o no de anteriores apps creadas y publicadas por esta empresa, recaerá también en tu app. De aquí que muchas empresas prefieran contratar a empresas con apps ya publicadas que a otras que no lo hayan hecho antes, más allá del propio beneficio de la experiencia que estas tengan.
  • Icono de la app: Para este elemento contamos con “los 3 debe” que son:
    • Debe transmitir a simple vista la temática de la app.
    • Debe diferenciarse de la competencia, tanto en color como en diseño.
    • En el caso de ser una app corporativa, debe contar con algún detalle identificativo de la empresa y que permita asociar rápidamente la app con la marca en cuestión.
  • Screenshots: Una imagen siempre vale más que mil palabras, y por ello contamos con “pantallazos” dentro de este conjunto de variables que influyen en el ASO. Es importante que las imágenes que utilicemos sean atractivas y nos muestren la utilidad y los beneficios más destacados de usar la app. También es recomendable que la imagen cuente con un carácter comercial, mostrando el interior de la app e incluso añadiendo un copy descriptivo de lo que estamos viendo en la imagen.

Y hasta aquí este primer post sobre ASO. En breve publicaremos la segunda parte e incluso infografías para que lo tengáis todo resumido y explicado de un vistazo.

Si este post te ha inspirado pero no sabes por dónde empezar ni cómo crear una app, por aquí te podemos echar una buena mano:

¿Dudas? Tienes 15 días de prueba gratis para crear una app para tu negocio.

@Upplication

publicado: 16 Enero, 2017 actualizado: 16 Enero, 2017